La Música Sagrada según Santo Tomás de Aquino (1° Parte)

300px-St-thomas-aqA muchos parecerá extraño que Santo Tomás, el hombre de las abstracciones y de la rigidez metafísica, se haya preocupado de asuntos musicales. Sin embargo, si consideramos que la música sagrada forma parte de la liturgia solemne de la Iglesia, uniéndose a las divinas alabanzas, que son un acto de religión, comprenderemos por qué el Angélico Maestro, que esclareció con sus escritos cuanto a la Sagrada Teología se refiere, se debió ocupar de la música sagrada en este sentido.

En efecto: abramos la admirable Summa Theologica, busquemos el tratado de la Religión y veremos que en la cuestión 91,  De assumptione divini nóminis ad invocandum per laudem, pregunta el Santo Doctor “si en las divinas alabanzas debe emplearse el canto” Responde afirmativamente y explica de una manera muy sólida la naturaleza y finalidad de la música sagrada. Este hermoso artículo, en que Santo Tomás se ocupa del canto eclesiástico, puede dar mucha luz y la ha dado a los que de una manera fundamental estudian los problemas músico-religiosos.

Vamos, pues, a examinar lo que Santo Tomas nos dice sobre el canto de la Iglesia, doctrina que, dada la amplitud de la música sagrada en nuestros días, podemos aplicar a toda música que se ejecuta en la Iglesia, aunque el Santo Doctor sólo se refiera en concreto al canto litúrgico tradicional o canto gregoriano, única clase de música que se ejecutaba en la Iglesia en aquel tiempo. Santo Tomás poseía conocimientos musicales más que regulares. Sus comentarios sobre el libro octavo ‘de los Políticos’ son de ello testimonio innegable y una prueba más de la universalidad de los conocimientos del Angélico Maestro. En el 8º Polític. trata el filósofo estagirita de mil cuestiones y menudencias sobre la música de su tiempo, que Santo Tomás comenta con la claridad, sencillez y sabiduría propias suyas. Allí encontrará el lector multitud de datos y observaciones curiosas, ya del filósofo, ya del Santo Doctor, sobre la música en general y sus efectos, sobre su influencia en la educación de la juventud, sobre los instrumentos musicales y sus varias clases, sobre los modos del canto (dórico, frigio, etc.)

Dividiremos este breve estudio en tres puntos:

1º. Naturaleza y finalidad de la música sagrada según Santo Tomás;

2º. Condiciones  que asigna el Santo Doctor a la música de la Iglesia.

3º. Doctrina de Santo Tomás sobre la música instrumental religiosa.

Sigue leyendo